Los grados del adjetivo

Las cualidades expresadas por los adjetivos son graduables, se pueden presentar siguiendo una intensidad. La gradación se refiere a la posibilidad de expresar grados en la cualidad.

Los grados del adjetivo son tres:

- positivo: indica simplemente la cualidad del sustantivo sin especificar la intensidad. Se utiliza el adjetivo tal cual.

Ejemplos:

El coche rápido
El libro interesante
El pantalón nuevo
La casa vieja

- Comparativo: expresa la cualidad del sustantivo en comparación con otro sustantivo. Dentro de este grado distinguimos:

a) Grado comparativo de superioridad. Su estructura es:    “más + adjetivo + que”

Ejemplos:

Mi coche es más rápido que el tuyo
Esta camisa es más cara que aquella
Aquella casa es más antigua que la otra

b) Grado comparativo de igualdad. Su estructura es:       “tan + adjetivo + como”

Ejemplos:

Mi coche es tan rápido como el tuyo
Esta camisa es tan cara como aquella
Aquella casa es tan antigua como la otra

 

c) Grado comparativo de inferioridad. Su estructura es:   “menos + adjetivo + que”

Ejemplos:

Mi coche es menos rápido que el tuyo
Esta camisa es menos cara que aquella
Aquella casa es menos antigua que la otra

- Superlativo:   expresa la cualidad del sustantivo en el grado más alto. Se puede formar de dos maneras:

a.- “muy + adjetivo” : muy pequeño

b.- Adjetivo con la terminación “-isimo / a”:  pequeñísimo

 

c.- Utilizando prefijos como super- , archi-, ultra- o requete- : requetepequeño