¿Por qué solo vemos una cara de la Luna?

La Luna tiene dos caras pero solo una es visible. Veámos porque.

En realidad siempre vemos la misma cara de nuestro satélite porque la Luna tarda lo mismo en rotar una vez sobre sí misma que en dar una vuelta alrededor de la Tierra (un poco más de 27 días). El resultado es que siempre apunta hacia nosotros la misma parte de nuestro satélite.

¿CÓMO SE CREÓ LA LUNA?

Hace 4.500 millones de años un cuerpo del tamaño de Marte chocó contra la Tierra poco después de que se formara y los escombros que quedaron en órbita a su alrededor fueron juntándose entre sí hasta dar lugar a nuestro satélite.

 

Al principio, la Luna se encontraba muchísimo más cerca de la Tierra. Hoy está a unos 384.000 kilómetros de distancia pero, en aquella época, la Luna daba vueltas a nuestro alrededor a una distancia de entre 19.000 y 30.000 kilómetros. Como resultado, si pudiéramos viajar en el tiempo hasta aquella época notaríamos la Luna tendría más o menos este aspecto en el cielo:

Hoy en día, la Luna se aleja de nosotros a un ritmo de 3.8 centímetros cada año.